Grazie, maestro

 

battiato-emocion
Fotografía de Víctor Echave (La Opinión A Coruña)

Su voz encadena, como las sirenas de Ulises. Le ha escrito una carta al gobernador de Libia y ha venido a hacer la latinización de la lengua árabe. No mordió el anzuelo de Jomeini y le gusta el pensamiento radical. Viene recto de la alta cultura de los sumerios; de Mesopotamia, como Isaac de Nínive. Y duerme dentro de un saco para no perder el contacto con la tierra. Así es Franco Battiato: único en su especie.

Ayer ofreció uno de sus conciertos en La Coruña. Pero lo que allí se vivió fue mucho más que un simple repertorio de obras maestras. La poesía, la sensibilidad, la música y la cultura se elevaron al máximo exponente. Aunque al son de L’ombra della luce cualquiera se creería inmerso en una profunda experiencia religiosa.

Así comenzó el recital. Sentado sobre una alfombra –como ya hiciera en Bagdad allá por el 92– que cubría el féretro sobre el que espera pacientemente la reencarnación. Cantó en italiano, pero el lenguaje de la belleza es universal. Y consiguió lo que pocos consiguen: provocar la admiración de un público de todas las edades, entregado al ritmo del cosmos e indiferente a la tiranía de las modas. Siempre me han gustado más las minorías.

Ahora ya lo sabemos: we never die, we were never born, porque somos seres inmortales caídos en la oscuridad. Como sus letras, tesoros imperecederos impasibles a la sombra de la falsa cultura que nos asfixia. Algo así solo puede ser fruto de la experiencia de quien ha vivido siempre buscando un centro de gravedad permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s