Entrevista digital: Inma Sequí

Es común entre los políticos no decir todo lo que piensan o no pensar todo lo que dicen. No creo que este sea el caso. Por eso, y no por afán de suscribir cada una de sus opiniones personales, decidí entrevistar a Inma. Han sido razones geográficas las que han impedido concertar un diálogo en persona optando así por la vía digital. De esta forma, las preguntas han sido respondidas de forma independiente sin existir una interrelación entre ellas. Sin más demora, vayamos a lo importante:

thumbnail_19420880_967232656750426_5437685191322183743_nInmaculada Sequí nació en la ciudad de Cuenca en 1996. En 2014 comenzó a militar en VOX, convirtiéndose en la presidenta del Comité Ejecutivo Provincial de esta formación en Cuenca, su tierra natal. Fue candidata a la Alcaldía de esta ciudad en las elecciones municipales de 2015 con tan solo 18 años, convirtiéndose en la cabeza de lista más joven en una capital de provincia. En las generales de ese mismo año, ocupó el número 4 de la lista de VOX al Congreso por Madrid. Fue elegida Vicesecretaria de Juventud a nivel nacional, cargo que ocupó hasta hace unos meses. El 21 de mayo de 2017 envió una carta abierta a Santiago Abascal con la que se daba de baja. Su última aparición pública tras esto fue de la mano de Españoles En Acción, una ONG de ayuda a españoles, amadrinando un torneo de fútbol solidario en Alcalá de Henares -en la foto-.

1. Empezaste en política siendo muy joven. ¿Qué te hizo dar el salto?

Todo joven ansía en algún momento con hacerse con la mayoría de edad por algún motivo: entrar en una discoteca, sacarse el carnet de conducir… Yo quería la mía para militar de forma activa en política, pero, para llegar a esto hay que remontarse a mi niñez. Al contrario de lo que mucha gente piensa, no tengo antecedentes políticos en mi familia. Como en todas las casas, existe una tendencia, se opina y se ve el telediario. Mi padre es el más interesado en el tema, por señalar a algún culpable. Supo transmitirme su concepto de patria y patriotismo y me enseñó a amar a mi tierra. Me hizo ese regalo. Esas son las razones, aunque, cuando di ese salto tan prematuro no sabía que a los pocos meses encabezaría la lista de VOX en mi ciudad, ni que mi primer voto sería para mí misma.

2. Tanto en las instituciones como en los medios de comunicación, la corrección política se impone a la realidad. ¿A qué crees que se debe esto?

La corrección política es la ideología de los poderosos del dinero que aspiran a una completa transformación social. Partiendo de esta base, no es sorprendente que en las instituciones se hable desde esa corrección ni que los medios de comunicación se hayan convertido en herramientas para manipular a las masas. Sencillamente sirven a sus amos a cambio de una propina más o menos generosa. Igualmente, no es algo nuevo, ahora nos llama la atención más por su agresividad contra todo el que difiere de sus absurdos dogmas. Para que se entienda, los que no comulgamos con la corrección política, somos como los herejes de la Iglesia en la Edad Media.

3. Manifestar determinadas opiniones en redes sociales puede entrañar ciertos riesgos. ¿Piensas que deberíamos ponerle límite a la libertad de expresión?

Todo tiene un límite. El problema de las redes sociales no somos aquellos que cuestionamos el pensamiento único o cuyos comentarios se alejan de esa corrección de la que ya hemos hablado, son esas personas que escudadas bajo el anonimato, delinquen. Yo, como otros tantos, he recibido amenazas por mis opiniones que de ninguna forma tienen que agradar a todo el mundo. Eso es delito. Hemos visto cómo se ha atentado contra el honor y la dignidad de ciertas personas o se ha hecho apología del terrorismo. Eso son auténticos delitos y deben ser perseguidos.

4. La inmigración masiva es uno de los grandes problemas de Europa y conocemos tu enérgica defensa de las fronteras. ¿Crees también en las fronteras económicas?

Sí, soy partidaria, por ejemplo, de la implantación de aranceles que protejan la producción nacional y regulen la importación de productos foráneos. En resumen, soy partidaria de la puesta en marcha de lo que los expertos llaman proteccionismo económico y que yo prefiero llamar patriotismo económico. Se trata, al fin y al cabo, de una serie de medidas dirigidas a recuperar nuestra soberanía y evitar la injerencia extranjera también en nuestra actividad económica. Prioridad nacional.

Soy partidaria de lo que los expertos llaman proteccionismo económico y que yo prefiero llamar patriotismo económico

5. El problema de la inmigración ha contribuido a visibilizar una nueva corriente en el mundo occidental: el ascenso de Le Pen, Trump, Orbán, el Brexit… ¿crees que esta tendencia tiene futuro en España? ¿La consideras positiva?

Puede tenerlo a largo plazo, ojalá. Hay una gran cantidad de análisis dirigidos aparentemente a buscar los motivos por los que no surge en España esa derecha alternativa y cuyas conclusiones yo entiendo como excusas. Que aparezca o no, depende de los que la consideramos necesaria y por ende, más que positiva. Pero ello requiere trabajo y lo más difícil en política: dejar atrás personalismos, escuchar y ceder en más de un aspecto. Por eso le he hablado antes de excusas, la más dada es la de la Guerra y el período franquista. Liberales y progresistas por igual no tienen problema en colocarnos a los patriotas la etiqueta de fascista, ultraderechista o proclamarnos descendientes directos del mismísimo Franco. ETA también lo hacía con quienes suponían un escollo en su camino. Funcionó, pero solo un tiempo.

6. Sobre los conflictos en Oriente Medio: ¿Crees que España debería tomar parte activa en estos?

No. En primer lugar, porque España no está implicada directamente en ningún conflicto y en segundo, por nuestra pertenencia a la Alianza. En este sentido, cabe recordar la inexistencia de armas químicas en Irak que se vendió desde Washington y que España estuvo en esa guerra defendiendo intereses muy lejanos a los propios, a los nacionales. Las consecuencias de aquello las seguimos pagando. En el panorama actual, puedo lamentar que España no esté combatiendo el terrorismo islámico en zonas como Siria, pero somos un títere de la OTAN y la ONU. Solo concebiría la intervención de España en esa y otras regiones de Oriente de la mano de las fuerzas rusas, que, pese a quien pese, son quienes están combatiendo realmente el terrorismo.

7. El terrorismo yihadista es una amenaza a escala internacional. Islam y Occidente: ¿se trata de un choque de civilizaciones o es una guerra contra el fundamentalismo?

Tratar al Islam como una confesión religiosa más es el primer error. El Islam tiene aspiraciones políticas y materiales, lo que lo hace incompatible con las democracias occidentales, en las que lo político y lo religioso están separados. A largo plazo, el islamismo, además, aspira a extender por todo el mundo el Islam valiéndose tanto de la fuerza, lo que conocemos como yihadismo, como de otros medios como la conquista silenciosa, a través de la inmigración. Entendido esto, la defensa de nuestra cultura e identidad, basada en el cristianismo, resulta primordial si queremos preservar nuestras libertades y no conocer una Europa de mayoría musulmana.

El Islam tiene aspiraciones políticas y materiales, lo que lo hace incompatible con las democracias occidentales

8. Algunos de nuestros políticos han rebautizado a terroristas como presos políticos y sus simpatizantes están en nuestras instituciones. ¿Algo está fallando en nuestra justicia?

Cuando la política entra por la puerta de un juzgado, la justicia sale por la ventana. En España ocurre eso, por lo que la justicia es inexistente. Lo ocurrido con ETA es un proceso pactado, un acuerdo político que supone la desaparición del famoso Estado de derecho. Todavía no conocemos el contenido de las actas de negociación con la banda terrorista que con tanto ahínco exigió el PP a los socialistas en su día, aunque nos da una idea de por qué la excarcelación de terroristas acompañados de pederastas y otros delincuentes, de por qué la vía Nanclares continúa vigente o por qué no se ha aplicado la Ley de partidos para que los brazos políticos de ETA queden fuera de las instituciones. Ahora que se han cumplido 20 años del asesinato de Miguel Ángel Blanco y se han celebrado múltiples homenajes, hubiese sido un buen momento para hablar si tanto se quiere dignificar su figura y la de todas las víctimas, pero esos actos ahora están dirigidos más a lavar la cara a los de las pistolas y los zulos y a los que les han favorecido que a honrar a las víctimas.

Cuando la política entra por la puerta de un juzgado, la justicia sale por la ventana

9. ¿Libertad o seguridad?

La libertad necesita de la seguridad, es su esencia. Este debate es muy antiguo, pero estará de acuerdo conmigo en que es preferible que la policía practique registros y deje fuera de circulación a un terrorista a lo contrario, y que con ese individuo detenido usted y yo somos más libres.

10. Sabemos que recientemente has abandonado la política. ¿Tienes algún proyecto en mente?

Abandonar un proyecto político no significa necesariamente abandonar la política. Yo siempre he dicho que la política es servicio, o que al menos así debería ser concebida. Un partido político es una simple herramienta para llevar a cabo esa labor. Pero, respondiendo a su pregunta, no puedo aventurar qué hare ni dónde estaré de aquí a unos meses. Solo puedo decirle que tenía que hacer autocrítica, y que en ello estoy. Primero porque quiero ser útil para España en un futuro y segundo porque me lo debía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s